5 cosas que no sabías sobre los seguros universitarios

5-cosas-que-no-sabias-de-los-seguros-universitarios

Este post realizado por la gente de El Tiempo, de Colombia, es un resumen bien concreto de los beneficios que trae a las finanzas personales y al bienestar familiar, invertir en un plan de ahorros para el pago de los estudios universitarios de nuestros hijos.

Todos sabemos que hoy -más que nunca- la profesionalización y la selección de la mejor casa de estudios para nuestros hijos marcará en gran medida su futuro. Hoy no se trata solo de contar con un título universitario, sino de proporcionarles la oportunidad de incorporarse a casas de estudio reconocidas por el relacionamiento y posibilidad de inserción laboral que brindan a sus alumnos.

Aquí les comparto la lista:

Una alternativa de ahorro

Los seguros destinados a cubrir los costos educativos del colegio o la universidad, permiten a los padres ahorrar y no realizar pagos a último momento que representen un desequilibrio financiero para la familia. Esto quiere decir que se podrá llegar en el momento preciso con un capital que cubra total o parcialmente una matrícula estudiantil para colegio o universidad.

Estos ahorros también se pueden complementar con planes que incluyen coberturas de vida, accidentes personales y enfermedades de distintos tipos para rentabilizar mucho más la inversión.

Maneje su tiempo y elija sus cuotas

El tiempo lo es todo cuando se toma la decisión de adquirir un seguro educativo, pues si se realiza con anticipación, es mucho más factible y cómodo para la familia planear adecuadamente sus finanzas actuales y futuras.

Cada familia pueda elegir la cantidad de dinero mensual que quiere ahorrar para la educación de sus hijos. Esta una gran ventaja de los seguros educativos ya que permite que las cuotas se ajusten a la capacidad de cada solicitante y que sean además cómodas para la economía familiar.

Aplica para estudios en el extranjero

Muchos seguros educativos cubren total o parcialmente el valor de los estudios realizados en el extranjero, lo que amplía hoy en día el espectro de opciones para un joven que quiera, por ejemplo, estudiar medicina en lugares como Europa o Estados Unidos. Es importante aclarar que los beneficiarios podrán realizar tanto estudios de pregrado como de posgrado en las instituciones educativas que sean de su predilección y de igual manera contará con los beneficios de la póliza de seguros por la que se opte.

Cambio de carrera o cursar varios programas

Gracias a las pólizas que ofrecen los seguros educativos, se puede solventar esta opción pues es normal que los jóvenes estén indecisos frente a su futuro profesional, por lo que las opciones que eligen al principio pueden variar a lo largo de sus estudios; pero esto no debe convertirse en un problema o angustia para los padres pues tanto hijos como familiares beneficiados, podrán cambiar de carrera universitaria e inclusive de institución académica.

Por otro lado, hay estudiantes que deciden estudiar varios programas académicos a la vez, opción que también es viable con las pólizas de seguros que pagan estos programas agotando los valores máximos semestrales de la renta educativa universitaria de acuerdo con lo pactado con la compañía de seguros elegida.

Cambio de beneficiarios

Esta es una opción de valor, puesto que en caso de que se quiera poner a otra persona, que no necesariamente sea un hijo en el lugar de beneficiario, las aseguradoras dan la opción de cambiarlo. Por ejemplo, si se tiene inscrita una hija como beneficiaria, pero ella logra un nivel académico alto y obtiene una beca, entonces se podrá asegurar la educación del segundo hijo o también apoyar la educación de sobrinos, ahijados, o incluso el cónyugue.

Fuente: El Tiempo