¿A qué edad debo empezar a ahorrar para mi retiro?

A-que-edad-debo-empezar-a-ahorrar-para-mi-retiro

Esta es la pregunta que miles de personas se hacen en el mundo. Tanto jóvenes que comienzan su vida laboral, como quienes ya tienen unos años con ingresos propios pero aún no se deciden a planificar su vejez y el retiro que desean tener.

Especialistas en finanzas, economistas, psicólogos, sociólogos, profesionales de diversas áreas del conocimiento generan a diario cantidades increíbles de información o recomendaciones para tener bienestar en el retiro, para contar con calidad de vida en la vejez; todas sugieren que contar con recursos propios en esa etapa de la vida, podrá garantizarte bienestar general y por tanto contribuir con tu calidad de vida y felicidad.

Sin embargo, son muchos los que aún se preguntan ¿A qué edad debo comenzar a ahorrar? O cuestionan pensar en ahorros porque creen estar muy jóvenes para hacerlo y aseguran: si se trata de la vejez, pues falta mucho y queda tiempo.

Pero la respuesta más acertada es que la mejor edad, es la más temprana. Sí, mientras más temprano en la vida comiences a ahorrar, más posibilidades tienes de obtener finanzas que realmente te respalden en la vejez y menos alta es la cantidad de dinero que debes desembolsar mensual o anualmente, según tu plan de ahorros.

También debes desarrollar hábitos de ahorro

De igual forma, desarrollar hábitos como economizar recursos puede ayudarte a crear ese piso inicial que requieres para comenzar un fondo de ahorro programado. La especialista Sonia Sánchez-Escuer, destaca que por mínimo que sea, cualquier ahorro puede ayudar a crear un efecto de “bola de nieve” en el futuro. Así, hasta el ahorro más pequeño es capaz de convertirse en una suma que puede sacarnos de un apuro en la vejez.

Si ya estás convencido que debes empezar a ahorrar, lo primero que te recomiendo es que conozcas todos los detalles de tu relación laboral actual (si la tienes) pues por lo general hacemos una aportación a algún sistema público o la empresa cuenta con algún plan de ahorro conjunto. Revísala.

Al tratarse de términos y otras cuestiones que no todas las personas pueden interpretar, nunca estará de más acercarse con algún asesor financiero. Saca cuentas y prepárate para que tus finanzas en el futuro, estén en tus manos y en las de especialistas que las respalden en todo momento.

 

Fuente: Merca20