Conozca cómo incide baja tasa de fertilidad en el panorama de las pensiones

Bajas-tasas-de-fertilidad-inciden-sobre-sistemas-de-pensiones

Según el reporte “Panorama de las pensiones en América Latina y el Caribe (ALC)”, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo, desde la década de los 60 existe una tendencia hacia un número menor de niños, como resultado de un mayor acceso a los anticonceptivos y a la inclusión de más mujeres en los mercados laborales.

Es probable que la caída en las tasas de fertilidad refleje los cambios tanto en las preferencias en relación al estilo de vida de los individuos como en las tendencias sociales hacia el aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral, mayores niveles de educación y menores restricciones políticas o religiosas para el acceso a anticonceptivos seguros.

Tengamos claro primero, que las tasas de fertilidad tienen profundas implicaciones en los sistemas pensionales, ya que junto con la esperanza de vida, son las causas que impulsan el envejecimiento de la población. Ahora, revisemos tres consecuencias directas de la tendencia a una caída en las tasas de fertilidad:

1.- A corto plazo, el declive en los resultados de fertilidad resulta en un “Bono Demográfico”, ya que el peso relativo de los niños y jóvenes disminuye, y la proporción de personas en edad productiva aumenta. Sin embargo, este bono solamente dura unas pocas décadas, y después de un tiempo un aumento sostenido en la proporción de adultos mayores compensa con creces la reducción del número de niños.

Además, en el medio y el largo plazo, a medida que el tamaño de las familias disminuye, existen menos miembros de la familia que cuidan y ayudan a sus parientes durante la tercera edad, esto supone una demanda creciente de servicios de atención para los ancianos.

2.- En segundo lugar, si no se modifican las edades de jubilación, puede generarse un aumento de la carga sobre las personas en edad productiva puesto que deben financiar las pensiones y la atención sanitaria de las personas mayores. Esto obligaría eventualmente a las autoridades a revisar los parámetros de los sistemas pensionales públicos para garantizar su sostenibilidad.

3.- Y en tercer lugar, la fuerza laboral también está envejeciendo y puede ser menos adaptable a los cambios tecnológicos, hecho que algunos autores han conectado con la reducción de la productividad y el crecimiento económico. Finalmente, el envejecimiento puede resultar en una menor acumulación de ahorros para financiar las inversiones en la economía, ya que las personas de la tercera edad utilizan sus ahorros para sustentar su consumo.

Pronósticos del BID sobre panorama de pensiones en ALC

Se pronostica que la reciente reducción de las tasas de fertilidad se mantendrá, aunque a un ritmo menor.

Se cree que alcanzará en promedio 2,29 entre los países de ALC para 2015-20, y posteriormente caerá por debajo de las figuras poblacionales estables.

Para 2025- 30 se proyecta que la tasa de fertilidad decline hasta 2,10, alcanzando 1,98 para 2035-40, 1,91 para 2045-50 y 1,87 para 2055-60.

Para 2055-60, se espera que solamente Bolivia con 2,11 y Guatemala con 2,27 alcancen tasas de fertilidad por encima del nivel de reemplazo, que es 2,1.

 

Fuente: BID