Banco Mundial estima 3,7% de crecimiento global de la economía para 2018

Conocer el entorno económico es una tarea ineludible para quienes se preocupan por su futuro y el de sus familias. Aunque son varios los organismos encargados de generar indicadores sobre el crecimiento global de la economía para cada año que se avecina, siempre procuramos guiarnos por los más reconocidos como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Según el FMI y el Banco Mundial, este año el crecimiento global será de 3,6 por ciento; para 2018 se estima en 3,7 por ciento. Ambos resultados están por encima del registrado en 2016 (3,2 por ciento).

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) divulgaron sus proyecciones de crecimiento económico.

Según el FMI, la recuperación de la economía mundial avanza con firmeza y cubre un número mayor de países que en el pasado. Se estima que cerca del 75 por ciento de las naciones se benefician del nuevo impulso.

Se destaca, además, que el proceso de crecimiento está siendo jalonado por la inversión, el consumo y el comercio internacional, haciéndolo más sostenible en el tiempo.

FMI considera aún necesarias decisiones que aumenten beneficios de la recuperación

Según la directora-gerente del Fondo, Christine Lagarde, el actual momento económico no permite “ser complacientes”.

Por el contrario, en su opinión, es necesario que se adopten decisiones de política pública que hagan que más países y personas se beneficien de la recuperación global, la cual debe ser sostenible e incluyente.

De allí que la señora Lagarde reitere su llamado a actuar en tres campos claves: lo monetario, lo fiscal y las reformas estructurales.

En el caso de América Latina, el FMI, el Banco y la Cepal destacan que la región está en recuperación.

Así, el FMI revisó al alza sus predicciones de crecimiento a 1,2 por ciento en 2017 y 1,9 por ciento en 2018.

El Banco y la Cepal, aunque coinciden en la cifra del presente año, son más optimistas con respecto a 2018. En particular estiman un crecimiento regional de 2,3 y 2,2 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, en una perspectiva de mediano y largo plazo, las cosas para Latinoamérica no lucen muy halagüeñas.

Según el Fondo, el crecimiento a largo plazo de la región “permanece trabado en marcha lenta, lo cual retrasa el proceso de convergencia hacia los niveles de ingreso de los países avanzados”.

Latinoamérica necesita adoptar nuevas medidas en gasto público según Banco Mundial

Por su parte, el Banco Mundial señala que América Latina no se va a ver favorecida por una gran demanda de materias primas. Esto hace que la región deba “impulsar su propio crecimiento y poner sus asuntos en orden, en algunos casos mediante la adopción de decisiones difíciles en materia de gasto público y gestión monetaria”.

Adicionalmente, el Banco considera clave poner en práctica reformas estructurales en campos como el fiscal, el laboral y la educación, al tiempo que aumentar la inversión en infraestructura.

La Cepal establece, a su vez, que para generar un proceso de crecimiento económico más dinámico y sostenido en el tiempo, los países latinoamericanos deberán “potenciar la inversión tanto pública como privada, así como la diversificación de la estructura productiva hacia una con mayor valor agregado e incorporación de tecnología y conocimiento”.

Para Colombia, las tres instituciones redujeron a la baja la proyección de crecimiento para 2017. El FMI la situó en 1,7 por ciento, y el Banco y la Cepal en 1,8 por ciento. Para 2018 se espera que el país acelere la marcha con estimativos entre 2,6 y 2,8 por ciento.

Para que esto se cumpla, las autoridades económicas deberán, como lo recomiendan los expertos de las tres entidades, acelerar la implementación de las reformas estructurales aplazadas, al tiempo que promover la inversión privada y la innovación, e impulsar la diversificación de las exportaciones.

 

Fuente: ElColombiano