Emprender y aportar a seguridad financiera de otros es posible

emprender-seguridad-financiera

Hoy es un día de doble celebración ¿Las razones? Estoy haciendo algo que siempre quise hacer y no había podido (por numerosas razones): escribir; y -además- es que hoy puedo afirmar, con mucha gratitud y satisfacción, que llevo adelante un proyecto que me apasiona y  me brinda un futuro estable y promisorio; un proyecto sobre el que comenzaré a hablarles a partir de ahora en este blog.

Hace seis años dejé de ejercer mi profesión (soy odontólogo graduado) para dedicarme a ofrecer a personas sistemas de ahorro para la jubilación/retiro y fondos programados para los estudios universitarios de sus hijos, con los cuales no dependen de más nadie, sino de sí mismos y de su capacidad de producción/ahorro para garantizar la calidad de vida que su familia merece.

Cambié la carrera a la que dediqué años de estudios, así como de ejercicio ético y responsable, seguro de que era el momento propicio para emprender una iniciativa que además de generar satisfacciones personales y profesionales, me permitiría un desarrollo económico progresivo y sustentable. Un modelo de negocio con el que ofrezco y recibo calidad de vida.

 

Sobre mi propio negocio

Decidí desarrollar un negocio de franquicia, respaldada por una empresa americana con más de 60 años de trayectoria, así surgió Global Alliance, iniciativa que me garantiza ingresos en “moneda dura” y además me ofreció la posibilidad de establecer mi propia estructura productiva a nivel internacional, así como un desarrollo y crecimiento personal, profesional y económico constante. No me equivoqué, aposté a ganador.

El iniciar mi propio negocio me ha facilitado entrar con fuerza en el mundo del networking con modelo de franquicias y desarrollo profesional continuo, al lograr afianzar cada día relaciones que generan nuevos conocimientos y nuevas oportunidades. En la actualidad cuento con una estructura que trasciende Venezuela, capitalizando oportunidades en Panamá, Colombia, España y Alemania; la clave: perseverancia, enfoque, planificación y capacidad de relacionamiento.

Hoy dedico mi tiempo y energía a lo que siempre quise, y muchos quieren, pero no conocen que existe: un proyecto con el que ayudo a las personas a prepararse para el futuro, con las mejores herramientas para su estabilidad financiera; acompañado de un equipo de trabajo multidisciplinario que asume con vehemencia y responsabilidad la asesoría a personas sobre planes financieros ajustados a sus necesidades, mientras nos labramos un futuro económico, profesional y familiar exitoso.

¿Qué te parece mi experiencia? 

¿Interesado en incorporarte a nuestro team? Hablemos…