Evasión fiscal: Cristiano Ronaldo bajo sospecha, Radamel Falcao investigado, Leo Messi condenado

La presunta evasión fiscal de los futbolistas es blanco de la justicia española, mientras la Comisión Europea quiere disuadir a los que la facilitan, empezando por los grandes bancos.

El comisario Europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, tiene previsto presentar una nueva directiva contra la “optimización fiscal”, la explotación de las lagunas legislativas para pagar menos impuestos.

La Comisión querría obligar a los asesores financieros de las grandes fortunas o de empresas a declarar a la administración los productos transfronterizos que proponen a sus clientes.

“Las autoridades fiscales estarán así en mejor posición para detectar, y mucho antes, las fallas en la reglamentación”, explicó a la AFP un portavoz de la Comisión. “Hasta ahora hemos hecho poco para desanimar a los intermediarios que ayudan a sus clientes a evitar pagar su justa parte de impuestos”, agregó.

Además de sus salarios y las primas por sus victorias, según una nota publicada por el diario Gestión Perú, los grandes futbolistas ingresan millones por el uso de su imagen y su nombre en campañas de publicidad, que van desde ropa deportiva hasta ropa interior pasando por yogures.

Cristiano Ronaldo podría ir preso por evasión fiscal

El más reciente caso: Cristiano Ronaldo quien -de acuerdo con fiscalía- debió declarar el Impuesto de la Renta para las Personas Físicas (IRPF) por casi 43 millones de euros. La acusación asegura que el portugués creó una estructura societaria para defraudar al fisco de forma “consciente” y “voluntaria” y le imputa cuatro delitos contra Hacienda Pública.

La estrella del Real Madrid simuló ceder sus derechos de imagen a la sociedad Tollin Associated LTD, afincada en las Islas Vírgenes Británicas, de la que era socio único.

En ese paraíso fiscal, la sociedad de Ronaldo cedió la explotación de sus derechos de imagen a otra sociedad ubicada en Irlanda, de nombre Multisports & Image Management LTD, propiedad del polémico José Mendes, su representante y el de muchos de los hoy investigados por el fisco español.

Ronaldo defiende su inocencia y culpa de todo el problema a sus asesores fiscales –quienes podrían ser citados, de acuerdo con la nueva directiva del Tribunal Supremo, aplicada en el caso de Messi—. En este caso no está todo dicho.

Resumen de estrellas del balompié acusados de evasión fiscal

En el caso de Messi y su padre fueron condenados a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales tras declarar fuera de España 4.1 millones de euros por la explotación de sus derechos de imagen y publicidad entre 2007 y 2009.

Alrededor de las millonarias ganancias por derechos de imagen de “la pulga”, se creó un entramado de sociedades con ramificaciones en Belice, Reino Unido, Uruguay y Suiza.

Neymar lo tiene más complejo, porque el juez de la Audiencia Nacional, magistrado José de la Mata lo envió a juicio oral junto con sus padres, el presidente del Barcelona FC Josep María Bartomeu y su predecesor Sandro Rosell –ahora en prisión— por “estafa y corrupción” durante el fichaje del jugador brasileño.

El argentino Javier Mascherano fue condenado en enero de 2016 a un año de cárcel por una evasión fiscal de 1.5 millones de euros, que el jugador aceptó como condición para llegar a un pacto con la Fiscalía para evitar la prisión; tras devolver la suma defraudada y pagar una multa de casi 22 mil euros.

El que fuera portero emblema de Real Madrid, Iker Casillas (hoy en el Oporto) tuvo problemas con la Agencia Tributaria en 2015, por lo que tuvo que pagar cerca de dos millones de euros debido a las diferencias sobre el modo de aplicar el tratamiento fiscal a determinados ingresos.

Casillas posee una sociedad Ikerka S.L., que se encarga de gestionar los derechos de imagen y publicidad del portero, y de la que sus padres tenían los poderes. En enero de 2013, Iker decidió revocar esa situación empresarial acordando conceder a sus padres el 40% de los activos de la misma.

La diferencia entre el caso de Iker y de Messi, por ejemplo, es que el primero no tenía intención de eludir sus obligaciones fiscales, por tanto su expediente no se tramitó como un delito, y en el de Messi hubo una intencionalidad de eludir el pago de impuestos.

 

¿Saben mucho de fútbol y poco del fisco?

El polémico defensa del Barca, Gerard Piqué también estuvo en las listas de requeridos en un acta de reclamación de los inspectores de Hacienda por un total de 2.45 millones de euros, que incluía una reclamación simbólica de casi nueve mil euros. Pero Piqué decidió litigar su caso en los tribunales contra el pago que se le reclamaba.

En el caso de David Villa (exBarca, exAtlético de Madrid y hoy en las filas del New York City) prefirió seguir los pasos de Iker Casillas; y llegó a un pacto con la Hacienda pública para regularizar las inconsistencias de sus finanzas y responsabilidades fiscales.

Todos estos casos hacen pensar que los futbolistas no quieren pagar impuestos, a pesar de las multimillonarias cifras que sus contratos y su imagen les reporta, creando empresas en paraísos fiscales desde donde gestionan sus ganancias.

Es indudable que tienen méritos en la cancha de juego, pero eso no los hace distintos a cualquier ciudadano con responsabilidades ante Hacienda.

 

Fuente: El Proceso y Gestión Perú