Hacia dónde apunta el mercado laboral en EEUU

hacia-donde-apunta-el-mercado-laboral-en-eeuu

La globalización no solo ha traído beneficios incalculables a diversos países del mundo; también trajo consigo ciertas dificultades en el ámbito laboral que hoy enfrenta EEUU.

Deloitte calcula que 3,5 millones de empleos bien pagados en la industria manufacturera tendrán que ser cubiertos en Estados Unidos en 2025. Sin embargo, 2 millones no los cubrirán estadounidenses, porque ni los institutos ni las universidades están produciendo una cantidad suficiente de graduados con altos conocimientos de tecnología y comunicaciones.

Andrew Liveris, consejero delegado de Dow Chemical, y Ginni Rometty de IBM, ambos asesores del presidente, están promoviendo un plan de formación y capacitación laboral, el cual podría reducir esta diferencia en las cualificaciones laborales y ser una ayuda importante para dos áreas políticamente polémicas: la reforma de la educación y la política industrial.

Una piedra angular del plan es la educación enfocada a la carrera profesional, un ejemplo del cual es el plan de seis años de enseñanza secundaria fundado por IBM en 2011, en el cual 300 empresas asociadas, como SAP, GlobalFoundaries y Regeneron, trabajan con 60 escuelas de seis estados para crear planes de enseñanza que permitan a los estudiantes obtener un certificado de bachiller y una diplomatura universitaria o título de formación profesional de dos años.

Dado que el 99% de los empleos creados entre 2008 y 2016 requerían más que un certificado de bachiller, esto será crucial. En 2015, menos de la mitad de los jóvenes adultos estadounidenses tenían una diplomatura universitaria de dos años o superior. Muchos se endeudan para obtener créditos y diplomas costosos pero cuya utilidad es discutible en temas como marketing deportivo o administración de empresas.

“La tecnología es el camino que conduce a los empleos del futuro”, señala Rometty.

Independientemente de lo que estudien, los estudiantes deben cursar las asignaturas de ciencias básicas, tecnología, ingeniería y matemáticas. Para esta cruzada, Rometty cuenta con un aliado importante en la Casa Blanca: Ivanka Trump, la hija del presidente. “En asociación con líderes del sector privado como Ginni, el gobierno tiene la intención de apoyar y ampliar los esfuerzos de la industria para educar y formar a la fuerza laboral del mañana”, ha dicho Ivanka Trump.

La educación orientada al mercado laboral tiene como objetivo reconstruir la conexión entre los educadores y las empresas que se rompió en la década de 1970.

Esta tendencia está también presente en muchos otros países. Todos los líderes políticos están “planteándose cómo preparar a la fuerza laboral del siglo XXI”, dice Rometty.

En el presupuesto presentado la semana pasada en el Reino Unido se recomendó revisar la educación técnica. Lo mismo ocurre en Australia, donde hay siete escuelas de IBM.

Otras empresas, como Siemens, GE, Procter & Gamble, Microsoft y Google, tienen escuelas similares. La mayoría, incluyendo IBM, son diferentes de la formación profesional al estilo alemán, que empieza a una edad más temprana y hace un seguimiento más estrecho de los estudiantes.

 

Fuente: Expansión