Deportistas retirados: 25 años después Magic Johnson está vivo

Magic-Jhonson-deportistas-retirados

Me atrevo a decir que difícilmente hoy alguien en el mundo ignora quién es Magic Johnson, y no porque a todos les apasionen los deportes como a mi, sino porque su vida ha estado marcada por grandes acontecimientos que lo hicieron y siguen haciendo noticia a nivel mundial, entre los grandes deportistas retirados.

Este post no lo dedicaré a hablar de sus incomparables habilidades con el balón, lo que en algún momento, entre 1979 y 1991, lo convirtieron en una verdadera amenaza para Michael Jordan o Larry Bird, por el lugar a mejor jugador de la NBA de la historia.

O a mencionar su extraordinaria visión de juego, velocidad y gran manejo del balón, sin dejar de lado sus 2.06 metros de estatura, lo que le ayudó a conquistar 5 campeonatos de la NBA para los Ángeles Leakers, donde militó hasta su retiro.

Esta vez quiero recordar cómo este hombre en 1991, en la cúspide de su carrera como deportista, con miles de oportunidades y capacidad para cosechar éxito y mucho dinero, tuvo que anunciar su retiro de la liga con tan solo 32 años de edad, por ser portador de una de las enfermedades más tabú para la época: SIDA.

Como deportista retirado siente el rechazo de la sociedad

El mismo Magic, varios años después recuerda cómo incluso algunos peloteros cuando trató de regresar a la liga en 1996, se rehusaron a jugar con alguien seropositivo positivo, por temor a contagiarse durante los partidos.

Recientemente, en 2014, el dueño de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, aseguró en forma despectiva que el pelotero de la NBA, “no podía ser un ejemplo para los niños pues tenía SIDA”. Aunque detrás de sus declaraciones también quedó confirmado, estaban sus creencias racistas. Más tarde este señor tuvo que vender el equipo y fue sancionado de por vida por la NBA.

Contra todo pronóstico Magic sigue vivo y es multimillonario

El mismo jugador de baloncesto ha confesado que tras conocer que tenía VIH, creyó que su carrera acabaría y que pronto perdería la vida. Sin embargo, una gran firmeza, fe y capacidad para reinventarse resumen su personalidad desde entonces.

Magic no solo cuida ejemplarmente su salud, sino que supo darle un vuelco a la imagen que en ese momento tenía en los medios para convertirse en un ejemplo a seguir por jóvenes que aún desconocían o subestimaban el riesgo de contagio de esta enfermedad.

Se convierte así en embajador de organismos internacionales para la salud, ONG´s y además crea su propia empresa de servicios para las personas más desposeídas. Desde entonces, el exbasquebolista ocupa los primeros lugares en las listas de los exdeportistas con las fortunas más grandes; cuenta entre sus negocios varios Starbucks Coffee, es proveedor de Burgers Kings, tiene más de 14 clubes, unos seis cines y varios equipos deportivos.

Es así como una enfermedad que llegó en 1991 para arrebatarle el sueño de retirarse como estrella de la NBA después de varios años más, se convierte en su oportunidad para ser un referente mundial, aunque alejado de las canchas pero solo como jugador.

El mensaje más valioso que comparte Magic en sus conferencias, es que el trabajo duro y diario, así como metas claras son la clave para lograr el éxito en los negocios, y es enfático al decir que tener calidad de vida y una familia feliz pasa necesariamente por ser próspero; contar con buenas finanzas es definitivamente sinónimo de bienestar, bienestar personal y familiar.

 

Fuente: Propio (Con información de Forbes.com / Jornada.unam.mx)