¿Por qué es importante ahorrar para la universidad de los hijos?

Por-que-es-importante-ahorrar-para-la-universidad-de-los-hijos

Ahorrar es un concepto que muchas personas ven imposible, lejano, sobre todo cuando se vive de cheque en cheque.

Según un reciente estudio de Pew Charitable Trusts, una de cada tres familias estadounidenses no tiene ningún tipo de ahorro , y una de cada 10 con ingresos mayores a $100,000 dólares anuales tampoco.

Millones de personas ni siquiera están preparadas para el escalofriante imprevisto del mes, cuando el auto sufre una avería importante, el refrigerador deja de funcionar o el perro de la casa se enferma.

Por eso pedirle a un padre o a una madre que ahorre desde temprano para la educación universitaria de sus hijos es, tal vez, a primera vista, pretender mucho, aunque considerando los beneficios no tanto.

Un estudio del Banco de la Reserva Federal de San Francisco halló que una persona con título universitario gana, en promedio, un millón de dólares más durante su vida laboral que una persona con estudios de secundaria.

Otro estudio de la Universidad de Georgetown halló que el 99% de los 11.6 millones empleos creados durante la recuperación de la denominada “Gran Recesión” a partir de 2010 fueron para trabajadores con estudios universitarios, quienes por primera vez en la historia componen la mayoría de la fuerza laboral estadounidense, y y apenas 80 mil para trabajadores con diploma de secundaria o menos.

Por eso se dice que ahorrar para la educación, a diferencia de ahorrar para cosas materiales, rinde frutos y dura para toda la vida, y que nunca es demasiado temprano para comenzar a ahorrar dinero para la universidad.

 

¿Por qué es importante ahorrar para la universidad de sus hijos?

– Por el aumento de los costos universitarios: Ahorre desde temprano y en forma continua para prepararse para afrontar los aumentos de los costos universitarios. Visite FinAid y calcule cuánto costará la universidad en el momento en el que su hijo esté listo para asistir.

– Porque representa un beneficio: No importa si es poco lo que puede ahorrar, cada centavo vale para poder pagar la educación superior de su hijo. Desarrolle objetivos de ahorro realistas y ahorre regularmente al separar una cantidad fija de dinero en un tiempo establecido. Por ejemplo , si ahorra 14 dólares por semana (dos dólares al día) en una cuenta que gana el 1% en intereses, acumulará más de 12,400 dólares al finalizar un período de 17 años.

– Menos deuda, más inversión: Muchas familias tienen que confiar en préstamos estudiantiles para cubrir los costos universitarios. Ahorrar para la universidad desde ahora puede reducir su necesidad de un préstamo en el futuro. Es conveniente ganar intereses al abrir una cuenta de ahorros hoy en lugar de tener que pagar los intereses de un préstamo más adelante. El mejor regalo de graduación que le puede obsequiar a su hijo es ayudarlo a terminar la universidad libre de deuda.

Fuente: Latino4u