Tendencias en América Latina y su futuro político, económico y social

Tendencias-en-America-Latina-su-futuro-economico

Hace poco Rodrigo Riquelme publicó en el diario el economista en México, un interesante resumen de los resultados de un estudio realizado por Americas Market Intelligence, sobre tendencias en América Latina.

La empresa de Inteligencia de Mercado evaluó los distintos indicadores demográficos, tecnológicos, políticos y sociales para delinear una serie de tendencias que vive la región latinoamericana.

Entre las tendencias que la consultora encontró destacan el envejecimiento de la población, la aparición de mayor número de familias diversas, mayor concentración de personas en megaciudades y el desempleo generado por la automatización laboral.

Definitivamente, como dice Riquelme, América Latina está llena de complejidades y contrastes; esto quizás tenga que ver con la diversidad que nos caracteriza y la influencia de tantas culturas en nuestros pueblos.

Lo anterior, sumado a nuestro lento desarrollo, hace complejo cualquier análisis sobre el futuro y avance de la sociedad.

Sin embargo, temas como el envejecimiento poblacional y el desempleo nos generan especial interés porque reafirman nuestra misión de orientar a las personas sobre la importancia del ahorro programado para garantizar bienestar en la vejez.

América Latina es la región que más rápido envejece

Entre el 2010 y el 2020, la población de más de 25 años crecerá 21%, mientras que la población menor a esta edad disminuirá 3.78%; esto quiere decir que para el 2020 la población de más de 25 años en Latinoamérica alcanzará los 379 millones y la población menor a esta edad será de 264 millones, una diferencia de más de 100 millones.

De acuerdo con Americas Market Intelligence, en un primer momento, esto beneficiará a la región, ya que la población en edad de trabajar (15 a 60 años) seguirá creciendo hasta el 2025, cuando comenzará a reducirse.

La consultora prevé que el envejecimiento también obligará a que los gobiernos destinen mayores recursos al sistema de salud público o a que se privaticen los servicios de salud.

Esto también hará que las prioridades políticas de los gobiernos y funcionarios que en la actualidad se enfocan en la educación cambien hacia las necesidades de la población de más edad, como las pensiones a jubilados y los servicios de salud.

Entre las consecuencias económicas que tendrá esta tendencia está el que aunque el consumo seguirá teniendo impulso, el crecimiento económico será lento de forma crónica

Avances científicos y tecnológicos causarán una mayor desempleo

En todo el mundo, las tecnologías están irrumpiendo en prácticamente todos los sectores, desde la producción hasta la comercialización y la vida cotidiana.

Esto no es una excepción en América Latina. Sin embargo, el desarrollo y el consumo de nuevas tecnologías sólo está beneficiando a las clases medias y altas de las sociedades de los países latinoamericanos.

De acuerdo con Americas Market Intelligence, algunas de las tecnologías disruptivas que están teniendo éxito en algunos lugares de Latinoamérica son las energías renovables, las tecnologías de la información y la comunicación, el almacenamiento de energía y la automatización laboral.

 

Te interesará leer: ¿Cómo prepararse para tener calidad de vida en la vejez?

 

Fuente: El Economista